Clinatv

Thelaziosis en perros, una enfermedad emergente

Resumen breve

En un entorno donde la salud global afronta desafíos sin precedentes, la Thelaziosis se posiciona como una enfermedad emergente que merece nuestra atención y comprensión. Originaria de Asia y conocida por su impacto en la salud animal, particularmente en perros, la Thelaziosis ha trascendido fronteras y, en los últimos años, ha emergido con fuerza en España.
 

Introducción

En un entorno donde la salud global afronta desafíos sin precedentes, la thelaziosis se posiciona como una enfermedad emergente que merece nuestra atención y comprensión. Originaria de Asia y conocida por su impacto en la salud animal, particularmente en perros, la thelaziosis ha trascendido fronteras y, en los últimos años, ha emergido con fuerza en España.

El propósito de este artículo es proporcionar una visión exhaustiva sobre esta enfermedad parasitaria. Se explorará su etiología, analizando cómo un parásito nematodo transmitido por las moscas Phortica variegata logra infectar a sus huéspedes. Asimismo, se detallarán los síntomas asociados a esta enfermedad, que varían desde molestias oculares leves hasta casos graves que pueden comprometer la visión.

Se abordarán las actuales estrategias de tratamiento, generalmente centradas en la eliminación física de los nematodos y el uso de medicamentos antiparasitarios, así como las limitaciones que estos presentan. Por último, pero no menos importante, se discutirán las medidas preventivas que se pueden adoptar para minimizar el riesgo de infección y se abordarán cómo y por qué la thelaziosis está emergiendo en España, con el objetivo de contribuir a la concientización y la preparación frente a esta amenaza para la salud pública.

¿Qué es la thelaziosis canina?

La thelaziosis es una enfermedad parasitaria causada por el nematodo Thelazia callipaeda, conocido comúnmente como verme ocular.

Este parásito puede infectar a diversas especies, como perros, gatos, humanos y ciertos mamíferos salvajes, alojándose en su fase adulta, usualmente, debajo del tercer párpado de los huéspedes.

Los efectos de la infección por este parásito pueden variar considerablemente. En algunos casos, puede pasar inadvertida, mientras que, en otros, puede causar serias afecciones oculares, como conjuntivitis folicular y/o mucopurulenta, epífora, blefaroespasmo, fotofobia, queratitis e incluso úlceras.

El vector de transmisión de Thelazia callipaeda en Europa es la mosca Drosophila, Phortica variegata, que se alimenta de las lágrimas de los animales, facilitando así, la propagación del parásito.

Anteriormente, se creía que Thelazia callipaeda era un parásito exclusivo de países asiáticos y Rusia. Sin embargo, desde su identificación en Italia en 1989, ha sido detectado en distintos países europeos.

En España, el primer caso de thelaziosis en un perro, que había pasado algunas semanas en la región de La Vera (provincia de Cáceres), fue diagnosticado en Sevilla en 2010. Desde entonces, la enfermedad ha experimentado un notable crecimiento, especialmente en las regiones occidentales del país, siendo La Vera, en Extremadura, considerada un foco endémico de thelaziosis canina.

La thelaziosis también ha sido detectada en gatos domésticos, zorros rojos y humanos en España.

De acuerdo con un artículo publicado en la revista Medicina Veterinaria Preventiva de febrero de 2020, los registros clínicos de gatos en zonas endémicas para perros son ocasionales, ya que solo se han documentado 69 casos por el equipo de investigación, hasta ahora. Generalmente, estos casos están asociados con gatos que permanecen al aire libre y que no han recibido las medidas de prevención apropiadas contra la infección por Thelazia. Sin embargo, el verdadero papel epidemiológico de los gatos en la propagación de esta infección aún permanece como una incógnita.

Ciclo biológico de la thelaziosis canina

El ciclo biológico de la enfermedad comienza cuando las moscas adultas del género Phortica se alimentan de las secreciones oculares de animales infectados. Durante esta alimentación, las moscas depositan las larvas del parásito en los ojos del animal. Estas larvas luego migran hacia los conductos nasolagrimales, lo que puede provocar la eliminación de larvas al exterior a través de las secreciones lagrimales. En ese momento, otras moscas adultas pueden recoger estas larvas, dando inicio nuevamente al ciclo biológico de la enfermedad (Figura 1).

En España, el período de tiempo con mayor posibilidad de infestación generalmente se extiende desde mayo hasta noviembre. Con la llegada de la primavera, las moscas se infectan con las larvas que han resistido el invierno en animales que no han sido sometidos a tratamientos específicos para erradicar la infestación.

Figura 1.

Figura 1.

Signos clínicos de la thelaziosis canina

La thelaziosis canina es una patología que afecta principalmente a los ojos y conductos nasolagrimales de los animales, en especial perros. Los signos clínicos son variados y suelen estar vinculados a problemas oculares y nasales. El daño ocular es uno de los signos más frecuentes de la thelaziosis canina. Los síntomas comunes incluyen inflamación de los párpados, enrojecimiento ocular, secreción ocular y espasmos en los párpados (blefaroespasmos). Además, la presencia de nematodos en los ojos de los animales puede causar molestias significativas como dolor, irritación y un aumento en la producción de lágrimas, que pueden contener una mezcla de pus y mucosidad debido a la infección. También puede obstruir los conductos nasolagrimales, lo que da lugar a problemas respiratorios y de lagrimeo. Esto ocurre por la obstrucción de los conductos nasales debido a los parásitos. Los signos clínicos asociados a este problema incluyen estornudos frecuentes y una secreción nasal mucopurulenta. En algunos casos, la acumulación de material infectado en los conductos nasales puede dar lugar a una infección bacteriana secundaria, exacerbando aún más los síntomas.

Además de estos signos clínicos, es importante destacar que esta enfermedad también puede afectar el comportamiento general del animal. Por ejemplo, los animales infectados pueden presentar síntomas de malestar general, como pérdida de apetito o disminución de la actividad.

Estadios clínicos según los signos oculares observados

Estadio I. Fase asintomática

Durante esta etapa inicial, la thelaziosis canina es casi indetectable, ya que el perro no presenta síntomas claros. El ojo del animal mantiene su apariencia normal: transparente, liso y brillante, sin vasos sanguíneos anormales. La conjuntiva tiene un color saludable similar al de otras mucosas.

Estadio II. De conjuntivitis leve a crónica folicular

En esta segunda fase, el animal puede comenzar a mostrar malestar ocular. Se observa una congestión en la conjuntiva, junto con una descarga serosa o seromucosa. Además, se puede identificar una condición llamada conjuntivitis folicular, caracterizada por un enrojecimiento marcado de la conjuntiva y un aumento del tejido linfoide en el tercer párpado y en algunos casos protrusión de este.

Estadio III. Conjuntivitis folicular crónica complicada

En este tercer estadio, los síntomas se agravan, incluyendo espasmos en los párpados (blefaroespasmo). La conjuntivitis folicular se intensifica, pudiendo haber sangrado en los folículos del tercer párpado. Además, puede haber inflamación de la conjuntiva con edema (quemosis) y descarga ocular purulenta.

Estadio IV. Conjuntivitis folicular crónica con úlcera corneal

En esta última etapa, los signos clínicos se vuelven más severos. La conjuntivitis folicular es muy notoria, y los folículos del tercer párpado pueden sangrar fácilmente. También puede haber inflamación de los párpados (blefaritis). Además, se pueden observar espasmos en los párpados (blefaroespasmo), sensibilidad excesiva a la luz (fotofobia), protrusión del tercer párpado y úlcera corneal.

Estas etapas clínicas permiten a los veterinarios evaluar la gravedad de la thelaziosis canina en cada perro, facilitando así la elección del tratamiento más adecuado.

Diagnóstico de la thelaziosis canina

Anamnesis

El procedimiento para determinar la presencia de thelaziosis canina en un perro es un proceso multifacético que comienza con una entrevista exhaustiva. Durante esta conversación, se adquiere información sobre los hábitos y actividades del perro, como el tiempo que pasa fuera de casa, su estado de salud general, los viajes que ha realizado y los tratamientos antiparasitarios que ha recibido en el pasado.

Exploración oftalmológica

Durante la exploración oftalmológica se pueden visualizar los nematodos adultos en los sacos conjuntivales y conductos nasolagrimales.

Para ello, es necesario utilizar anestesia local tal como el clorhidrato de tetracaína o el clorhidrato de nafazolina. Este proceso ayuda a inspeccionar adecuadamente el saco conjuntival, que es el lugar donde se alojan principalmente los parásitos.

La exploración oftalmológica es la técnica diagnóstica más utilizada, ya que permite la visualización directa de los nematodos adultos.

Identificación laboratorial

Los parásitos recogidos se preservan en alcohol al 70 % para su posterior análisis en el laboratorio.

El uso de esta solución de alcohol al 70 % permite que los parásitos se conserven durante un periodo de tiempo prolongado sin que su estructura o características se vean afectadas significativamente. Una vez que los parásitos son preservados en esta solución, pueden ser transportados al laboratorio de manera segura para llevar a cabo análisis posteriores, como la identificación de la especie, estudios morfológicos o pruebas moleculares.

La identificación laboratorial se realiza tras la recogida y examen microscópico de los nematodos adultos extraídos durante la exploración oftalmológica.

Para su identificación es necesario contar con personal especializado y equipamiento específico.

La identificación laboratorial es importante para confirmar el diagnóstico y para estudios epidemiológicos.

Estudio genético de Thelazia callipaeda: descifrando el ADN del parásito ocular

El análisis molecular de secuencias del ADN es una técnica utilizada para estudiar y analizar la información genética de la Thelazia callipaeda.

En este análisis, se siguen algunos pasos importantes:

  • Se extrae el ADN del parásito Thelazia callipaeda; específicamente, el ADN, que se encuentra en las mitocondrias. Las mitocondrias son estructuras celulares que contienen material genético propio y son responsables de la producción de energía en las células.
  • Luego, se amplifica una región específica del ADN mitocondrial llamada citocromo C oxidasa. Esto se hace utilizando una técnica llamada reacción en cadena de la polimerasa (PCR), que permite hacer muchas copias de la región de interés.
  • Después de amplificar la región, se realiza la secuenciación, que consiste en determinar el orden exacto de las bases nucleotídicas (componentes fundamentales del ADN y el ARN) que forman la secuencia de ADN. Esto se hace mediante técnicas de secuenciación que nos permiten leer y comprender la secuencia de nucleótidos. Los nucleótidos son unidades básicas que componen el ADN y el ARN, formados por un azúcar, un grupo fosfato y una base nitrogenada.
  • Una vez que tenemos las secuencias, se analizan e interpretan para comprender la variabilidad genética, las relaciones evolutivas y la diversidad de Thelazia callipaeda. Esto ayuda a estudiar cómo se relacionan y diferencian las distintas cepas o poblaciones del parásito.

En resumen, el análisis molecular de secuencias del gen mitocondrial del citocromo C oxidasa en Thelazia callipaeda es una técnica que nos permite estudiar la información genética de este parásito. Esto tiene aplicaciones importantes en investigaciones epidemiológicas, identificación de variantes genéticas y estudios evolutivos para comprender mejor este parásito y su impacto en la salud.

Tratamiento de la thelaziosis canina

El tratamiento de la thelaziosis canina combina métodos dirigidos a erradicar los nematodos adultos en los sacos conjuntivales y conductos nasolagrimales del animal.

Este proceso comprende varias etapas:

  • Primero, se realiza la eliminación mecánica de los nematodos. Esta acción requiere de una extracción manual de los parásitos mediante pinzas de disección especializadas.
  • Dicha técnica necesita gran habilidad y delicadeza por parte del veterinario para evitar daño al tejido ocular del perro.
  • Después, se suministra un tratamiento nematocida que utiliza fármacos antihelmínticos como la ivermectina, moxidectina o milbemicina oxima, eficaces para eliminar los nematodos.

Es relevante considerar que en perros con la mutación genética MDR1, algunos antihelmínticos podrían resultar dañinos, por lo que se debe proceder con precaución. El MDR1 es un gen que produce una proteína encargada de eliminar de las células sustancias extrañas, incluyendo ciertos medicamentos. En algunas razas de perros, esta mutación reduce o anula la función de dicha proteína, limitando su capacidad para expulsar ciertos compuestos.

Esto puede provocar que medicamentos, como los antiparasitarios, se acumulen en el organismo del perro y provoquen toxicidad. Razas como el Collie, con un 70 % de predisposición, y el Pastor australiano, con un 50 %, son especialmente propensas a esta mutación genética.

Finalmente, se aplica un colirio con antibióticos de uso local en el área afectada. Este paso es crucial para prevenir posibles infecciones secundarias y favorecer la curación de las lesiones presentes.

En casos más graves de thelaziosis canina, donde la infección ha avanzado y los parásitos han ocasionado daños significativos en los ojos del perro, el tratamiento puede requerir medidas adicionales para tratar las complicaciones oculares más severas y promover la recuperación.

En situaciones graves, donde los daños oculares son extensos o existe un riesgo de complicaciones adicionales, puede ser necesaria la intervención quirúrgica. La cirugía puede implicar la remoción de los parásitos y la reparación de los tejidos oculares dañados, como la reparación de úlceras corneales o la corrección de deformidades oculares.

Es importante destacar que el tratamiento requerido en estos casos más graves puede ser más complejo y variará según la situación individual de cada perro.

El veterinario evaluará el estado del perro, la gravedad de la infección y las complicaciones oculares presentes para determinar el enfoque terapéutico más adecuado.

La recuperación completa en casos graves puede llevar más tiempo y requerir un seguimiento cuidadoso por parte del veterinario, así como la administración de medicamentos y cuidados oculares adicionales en el hogar.

El pronóstico en estos casos dependerá de varios factores, como la respuesta al tratamiento, la extensión de los daños oculares y la capacidad de recuperación del perro.

Es fundamental destacar que el diagnóstico temprano juega un papel crucial en el pronóstico de la thelaziosis canina. Cuanto antes se inicie el tratamiento, mayores serán las posibilidades de una recuperación exitosa y de prevenir complicaciones a largo plazo.

Prevención de la thelaziosis canina

La prevención de la thelaziosis canina es esencial para evitar que los perros se infecten con esta enfermedad parasitaria.

A continuación, se presentan algunas recomendaciones para prevenir la enfermedad:

Limpieza y desinfección de áreas

Es importante mantener las áreas donde los perros pasan mucho tiempo limpias y desinfectadas, reduciendo la población de moscas y evitando el contacto con las larvas y huevos que puedan tener.

Evitar zonas de alta infestación

Las zonas de alta infestación de moscas son áreas en las que los perros tienen más probabilidades de ser picados y, por lo tanto, infectados. Es importante evitarlas tanto como sea posible (Figura 2).

Figura 2.

Figura 2.

Uso de repelentes y collares antiparasitarios

El uso de repelentes y collares antiparasitarios puede evitar que las moscas infectadas se acerquen a los perros y reducir el riesgo de infección.

Programa de desparasitación regular

Es importante seguir un programa de desparasitación regular para asegurarse de que los perros estén libres de parásitos, incluyendo nematodos como Thelazia.

Siguiendo estas recomendaciones, se puede reducir significativamente el riesgo de infección por la thelaziosis canina. Es fundamental mantener a los perros sanos y protegidos de esta enfermedad emergente.

Posibilidad de contagio a seres humanos

Es de suma importancia que los oftalmólogos tengan en cuenta la thelaziosis ocular en humanos al evaluar síntomas como conjuntivitis, exceso de lagrimeo y úlceras corneales. Tomar en cuenta esta afección ayudará a evitar diagnósticos incorrectos y tratamientos potencialmente ineficaces.

El conocimiento de la thelaziosis resulta fundamental para su inclusión en el diagnóstico diferencial en casos de ojos rojos. Esto es especialmente relevante para las personas que han estado en contacto con animales.

Sin embargo, también aplica para aquellos que, aunque no hayan tenido una interacción directa con animales, hayan vivido o visitado zonas rurales o boscosas, donde se encuentra el vector del parásito Thelazia callipaeda.

Las personas pueden ser infectadas por tres especies de Thelazia, que causan síntomas similares a los observados en animales infectados, incluyendo conjuntivitis, secreción ocular y la sensación de tener un cuerpo extraño en el ojo.

De acuerdo con un artículo del Parasite Journal publicado en 2020, desde principios del siglo XXI, ha habido un incremento en el número de humanos infectados por T. callipaeda en Europa. Entre 2001 y 2020, se reportaron 11 casos: uno en Croacia, uno en Francia, uno en Alemania, tres en Italia y cuatro en España.

¿Por qué es la thelaziosis una enfermedad emergente?

La thelaziosis se reconoce cada vez más en la comunidad científica y veterinaria como una enfermedad emergente. Este término se refiere a enfermedades que aparecen por primera vez en una población, o que pueden haber existido previamente pero que están aumentando rápidamente en incidencia o en áreas geográficas. La Thelaziosis canina es un claro ejemplo de esta definición. Históricamente, esta enfermedad parasitaria se limitaba a ciertas áreas geográficas, especialmente en Asia y el este de Europa. Sin embargo, en las últimas décadas, se ha observado un aumento en la incidencia y distribución de la thelaziosis, con casos reportados en regiones previamente no afectadas.

A pesar de la creciente detección de Thelazia callipaeda en Europa, se sabe poco sobre la duración del periodo de actividad de Phortica variegata y las variables ambientales y climáticas que intervienen.

Para investigar esto, investigadores de diversas universidades de Madrid, Roma, Rochester, Liverpool y Bari llevaron a cabo un estudio multicéntrico en cinco localidades (Estados Unidos, Reino Unido, Italia y España) donde la thelaziosis canina es endémica o donde se ha detectado la presencia de la mosca.

Los investigadores recogieron datos quincenalmente desde mediados de abril hasta finales de noviembre de 2018.

El área con mayor número de moscas recogidas fue El Escorial en España, con 2.387 moscas, seguido por el municipio de Manziana en Italia, Oliveto Lucano también en Italia, Highland Park en Estados Unidos y New Forest en Inglaterra.

El estudio concluyó que la temperatura es el principal factor ambiental que influye en la actividad de Phortica variegata en Europa y Estados Unidos, y, por lo tanto, en el riesgo de transmisión de thelaziosis. Además, los resultados sugieren que el cambio climático global podría aumentar el periodo de actividad de Phortica variegata y extender su distribución y densidad hacia el norte de Europa y, posiblemente, América del norte.

La thelaziosis está emergiendo como un problema significativo para la salud canina, por lo tanto, es vital tomar medidas para monitorear su propagación, mejorar su diagnóstico y tratamiento, y educar a los propietarios de perros sobre cómo proteger a sus mascotas de esta creciente amenaza.

Conclusiones

La thelaziosis es una enfermedad emergente en España causada por el parásito nematodo Thelazia callipaeda, transmitida por las moscas Phortica variegata.

Los síntomas varían desde leves molestias hasta afecciones graves en los ojos. El artículo proporciona una visión exhaustiva de la enfermedad, su ciclo biológico, tratamientos y medidas preventivas. También afecta a gatos, zorros rojos y humanos en España, especialmente en las regiones occidentales, con La Vera en Extremadura como un foco endémico.

La thelaziosis canina afecta principalmente a los ojos y conductos nasolagrimales de los perros, con signos clínicos que incluyen inflamación de los párpados, enrojecimiento ocular, secreción, espasmos y aumento de lágrimas con pus y mucosidad. Puede obstruir los conductos nasolagrimales y causar estornudos y secreción nasal. Los estadios clínicos van desde asintomáticos hasta conjuntivitis crónica con úlceras corneales.

El diagnóstico implica una entrevista detallada y exploración oftalmológica, seguida de análisis microscópico y secuenciación del ADN en el laboratorio.

El tratamiento combina eliminación mecánica de nematodos y fármacos antihelmínticos. En casos graves, puede requerir cirugía y colirios con antibióticos.

El pronóstico depende de la gravedad y el diagnóstico temprano es crucial para una recuperación exitosa.

La prevención incluye limpieza y desinfección de áreas, evitar zonas con alta infestación, uso de repelentes y collares antiparasitarios, y seguir un programa de desparasitación regular. También se destaca el riesgo de infección en humanos, lo que requiere considerar la thelaziosis en el diagnóstico oftalmológico.

Es importante el monitoreo y control de la propagación de la enfermedad debido a su naturaleza emergente y su impacto en la salud de los animales.

Bibliografía

  1. Marino Valentina, Estudios sobre la infección por Thelazia callipaeda en el perro y el gato y su vector Phortica variegata en España,2022-02-23 Universidad Complutense de Madrid, Facultad de Veterinaria, Departamento de Sanidad Animal.
  2. Marino, V. Rosa Gálvez, Carmen Mascuñán, Inés Domínguez, Juliana Sarquis, Ana Montoya, Juan Pedro Barrera, Clara Zenker, Rocío Checa, Mauro Hernández, Guadalupe Miró,Update on the treatment and prevention of ocular thelaziosis (Thelazia callipaeda) in naturally infected dogs from Spain, 2021 International Journal for Parasitology. Volume 51.
  3. Marta Isabel Martínez-Sánchez, Gema Bolívar-de-Miguel, Juan Cuadros-González, José Miguel Rubio González, Ocular thelaziosis: A case report of an emerging zoonosis, 2021, American Journal of Ophthalmology Case Reports, Volume 22.
  4. Pombi, M., Marino, V., Jaenike, J. et al. La temperatura es un descriptor climático común del período de actividad lacrifaga en Phortica variegata (Diptera: Drosophilidae) de múltiples ubicaciones geográficas, 2020, Vectores de parásitos 13.
  5. Valeria Marino, Guadalupe Miro, España como modelo de dispersión en Europa de la Thelaziosis canina, 2020, Educavet.
  6. Beatriz do Vale 1, Ana Patrícia Lopes 1,2, Maria da Conceição Fontes 1,2, Mário Silvestre 2,3, Luís Cardoso 1,2* y Ana Cláudia Coelho 1, Revue systématique de l'infection et de la maladie provoquées par Thelazia callipaeda en Europe (2001–2020), Parasite Journal 2020.

Regístrate en CLINVET y podras acceder a todo nuestro contenido totalmente gratis

Sin cuotas, sin sorpresas, sin spam.
En 1 minuto estarás leyendo este artículo.

Especie

Perros371
Gatos279
Reptiles23
Conejos33
Aves22
Otros animales29

Revista

Clinanesvet

Clincardiovet

Clincirvet

Clinetovet

Clinnutrivet

Clinfelivet

Clininfectovet

Clindervet

Clinoncovet

Clinlabvet

Clinurgevet

Clinatv

Accede a CLINVET y podrás visualizar todo nuestro contenido

Recuerda que para poder leer nuestras revistas debes ser un usuario registrado y eso implica la aceptación del aviso legal y los términos y condiciones de uso. Si ya estás registrado inicia sesión.
@
*****
Acceder

Recordar contraseña


No tengo usuario, Registrarse gratis

Regístrate en CLINVET y podrás acceder a todo nuestro contenido

Las revistas Clinvet són exclusivas para veterinarios. Al registrarte, declaras ser veterinario y aceptar los Terminos y Condiciones.
@
*****
Nombre
País
Teléfono
Enviar

¿Has olvidado tu contraseña?

Indícanos tu correo electrónico y recibirás un correo con las instrucciones para restaurarla. Si no lo recibes, revisa tu carpeta de spam.
@
Enviar
Consultas