Clinatv

Láser terapéutico: La herramienta veterinaria para el beneficio de nuestros pacientes

Resumen breve

Unos años después de su aprobación por la FDA en 2005 para el uso humano, el k-laser empezó a estar disponible para el uso veterinario, aunque, si hubo pacientes tratados con este método, no era muy habitual encontrarlo en las clínicas veterinarias. Hoy en día ya son varias de ellas las que lo utilizan como apoyo a sus tratamientos.Pero ¿qué es el láser terapéutico? ¿Cómo funciona? ¿A quién está dirigido? ¿Es fácil de aplicar a los pacientes? ¿Tiene efectos secundarios?En este…

Resumen

Unos años después de su aprobación por la FDA en 2005 para el uso humano, el k-laser empezó a estar disponible para el uso veterinario, aunque, si hubo pacientes tratados con este método, no era muy habitual encontrarlo en las clínicas veterinarias. Hoy en día ya son varias de ellas las que lo utilizan como apoyo a sus tratamientos.

Pero ¿qué es el láser terapéutico? ¿Cómo funciona? ¿A quién está dirigido? ¿Es fácil de aplicar a los pacientes? ¿Tiene efectos secundarios?

En este artículo se van a resolver todas estas dudas para familiarizar al lector con el uso y aplicaciones del láser terapéutico y que lo pueda ofrecer a sus pacientes y que éstos se beneficien de ello.

En este artículo se hace referencia en todo momento al k-laser, que es el aparato usado en la clínica de la autora.

¿Qué es el láser terapéutico?

Los láseres terapéuticos utilizan unas longitudes determinadas de onda de luz para producir una reacción fotoquímica y el efecto terapéutico.

Los aparatos laser de baja potencia pueden entregar energía láser terapéutica en distintos modos: onda continua (CW), frecuencia modulada o pulsado (Hz), con frecuencias que van desde 1 a 20.000Hz, o modo intenso súper-pulsado (ISP), este último exclusivo de k-laser, que da más potencia para tejidos profundos, evitando la acumulación de calor superficial.

Longitud de la onda

La longitud de onda es el “color” de una luz, se expresa en nanómetros y sirve para determinar la aplicación de un determinado láser. Al ser esta luz monocromática, cada láser tendrá una única aplicación.

La energía del láser es absorbida principalmente por 3 componentes en los tejidos: agua, melanina y hemoglobina. Estos componentes son los “cromóforos” y poseen unas curvas de absorción ligeramente diferentes.

Alrededor de los 800 nanómetros, la absorción de estos tres componentes es menor, por lo que la energía laser tendrá una mayor penetración, coincidiendo también con el pico de absorción de la citocroma C oxidasa que es otro cromóforo esencial en la estimulación celular.

Esta mayor penetración hace que se consiga el objetivo del láser terapéutico que es llevar la energía a los tejidos profundos para bioestimularlos y así acelerar los procesos de curación y regeneración.

Al llegar a los 905 nanómetros, el oxígeno se libera de la corriente sanguínea a diferentes ritmos; dependiendo de la velocidad con la que ésto suceda, la célula contará con más o menos energía para su proceso de curación natural. Esta longitud de onda es absorbida en parte por la hemoglobina, el agua, la melanina y la citocroma. Cuanta más absorción de esta radiación, más cantidad de oxígeno estará disponible en las células (Figura 1).

Al irradiar un área con una longitud de onda de 660 nanómetros, una longitud de onda muy bien absorbida por la melanina de la piel, se asegura que una gran cantidad de energía es aplicada en superficie. Esta luz tiene un efecto antibacteriano y acelera la actividad celular, lo que le permite al láser obtener unos resultados increíbles en la curación de heridas y en la regeneración de los tejidos (Figura 2).

La sangre es el sistema de transporte primario que lleva los nutrientes necesarios y el oxígeno a las células. El agua del organismo capta muy bien la longitud de onda de 970 nanómetros, y cuando absorbe un fotón, toda la energía se convierte en calor. Estos puntos calientes localizados crean gradientes de temperatura a nivel celular que hacen que se estimule la microcirculación local que lleva más energía en forma de oxígeno a las células (Figura 3).

La citocroma C oxidasa es la enzima terminal en la cadena respiratoria, ésta es la que determina el grado de eficiencia con que la célula convierte el oxígeno molecular en ATP (Trifosfato de adenosina). El pico de absorción de esta enzima se produce en los 800 nanómetros, alternando proceso de reducción y oxidación, produciendo una molécula de ATP en cada ciclo.

La absorción de fotones acelera este proceso y por consiguiente la producción de ATP (Figura 4).

Figura 1.
Figura 1.
Figura 2.
Figura 2.
Figura 3.
Figura 3.
Figura 4.
Figura 4.

La potencia

Si la longitud de onda determina la profundidad en la que penetra el láser, la potencia determina su saturación a una determinada profundidad.
La potencia (W,vatios), es el número de fotones de radiación que se puede entregar en un tiempo.

El láser de mayor potencia será capaz de suministrar dosis terapéuticas a objetivos más profundos, en un periodo de tiempo más corto.

Efectos terapéuticos del laser

Durante cada tratamiento y de forma indolora, la energía del láser aumenta la circulación, disminuyendo el edema y aumentando el aporte de oxígeno y nutrientes a la zona dañada. Esto crea unas condiciones en el tejido que aceleran la recuperación. Se reduce la inflamación, la hinchazón, los espasmos musculares, la rigidez y el dolor.

A medida que el área lesionada vuelve a la normalidad, se restablece la función y se alivia el dolor.

Efectos fisiológicos y biológicos de la terapia láser

Son muchos los beneficios que podemos encontrar en la utilización del láser:

  • Acelera la reparación tisular y crecimiento celular: al penetrar el láser en el tejido, acelera el crecimiento y la multiplicación celular. La luz láser aumenta la cantidad de energía en las células, así estas pueden adquirir nutrientes y eliminar los residuos con más rapidez. Esto hace que las células de los tendones, huesos, nervios, ligamentos y músculos se regeneren con mayor rapidez.
  • Acelera la cicatrización de las heridas y reduce la formación de fibrosis: estimula el desarrollo de los fibroblastos en el tejido dañado, estos son quienes sintetizan el colágeno, parte esencial para la cicatrización. El colágeno es la proteína esencial para sustituir o reparar tejidos. Mediante la estimulación de la producción de colágeno, reduce la formación de tejido cicatricial que se produce tras un daño tisular ya sea por corte, arañazo, quemadura o cirugía. Al reducir el tejido cicatricial, se elimina el dolor crónico que este produce.
  • Reduce la inflamación: efecto anti-edema, produce una vasodilatación y activa el drenaje linfático drenando las zonas inflamadas, produciendo una disminución de la hinchazón relacionado con los traumatismos o la inflamación. Al reducir la inflamación, habrá menos edema y dolor, produciéndose un efecto analgésico.
  • Analgesia: bloquea la transmisión de impulsos nociceptivos al cerebro y disminuye la sensibilidad, lo que hace que tenga un efecto beneficioso sobre las células del sistema nervioso.
  • Mejora de la actividad vascular: aumenta la formación de nuevos capilares en el tejido afectado, siendo así más rápida la cicatrización, cerrándose más pronto la herida y disminuyendo el tejido cicatricial, que es fuente primaria del dolor crónico.
  • Mejora de la funcionalidad nerviosa: al acelerar el proceso de reconexión neuronal, hace que no haya lentitud en la recuperación de la funcionalidad nerviosa en el tejido afectado, evitando así entumecimiento y falta de funcionalidad en las extremidades.
  • Mejora de la actividad metabólica: las células dañadas se reparan y se regeneran más rápido debido al aumento de la actividad enzimática en la célula, la facilidad de entrega de oxígeno desde el torrente sanguíneo a la cadena respiratoria y al aumento de la permeabilidad de la membrana.
  • Inmunoregulación: los fotones son absorbidos por las enzimas y moléculas que reaccionan a la luz láser. Las enzimas son activadas y empiezan a producir ATP, que es el principal transportador de energía celular y la fuente de energía para todos los procesos químicos de reparación celular. Esto hace que se produzca una analgesia duradera.
  • Reducción de puntos gatillo: la luz láser reduce los puntos gatillos produciendo alivio del dolor musculoesquelético.

Patologías que pueden tratarse

Musculoesquelético

Cabeza:

  • Otohematomas.
  • Gingivitis, enfermedad periodontal.
  • Exodoncias.
  • Rinitis, sinusitis, infección respiratoria superior.
  • Otitis.

Hombro:

  • Osteoartritis, esguinces y distensiones crónicos.
  • Traumatismos, fracturas y postquirúrgicos.


Cuello y Espalda:

  • Discos agudos y crónicos, discoespondilosis crónicas.
  • Traumatismos, fracturas y postquirúrgicos.

Cadera:

  • Osteoartritis, displasia de cadera, esguinces y distensiones crónicos.
  • Traumatismos, fracturas y postquirúrgicos.

Extremidades:

  • Osteoartritis, esguinces y distensiones crónicos.
  • Traumatismos, fracturas y postquirúrgicos.
  • Pododermatitis.


Medicina Interna

Tórax:

  • Neumonía, bronquitis.
  • Asma.

Abdomen:

  • IBD, Pancreatitis, cistitis.
  • FLUTD.

Heridas:

  • Granulomas de lamido, abscesos, saculitis anal, fístulas perianales, infecciones en tejidos profundos.
  • Dermatitis húmeda aguda, quemaduras, abrasiones, laceraciones, avulsiones.
  • Postquirúrgicos: incisiones.
  • Crónicas o con problemas en la cicatrización.

Forma de aplicación

Es un tratamiento totalmente inocuo para el animal, se puede utilizar en todo tipo de pacientes sin necesidad de sedación y se puede combinar con otros tratamientos y terapias, pudiéndose usar junto con rehabilitación y fisioterapia.

Es totalmente indoloro para el animal por lo que no le causa ningún tipo de estrés. En algunos casos en concreto, si el animal no tolerase tener el cabezal cerca, se podría utilizar a distancia.

No es necesario utilizar ningún tipo de protección en la zona a tratar (pero si protección para el paciente, el propietario y el personal que realiza la acción, que se describirá posteriormente) como en el caso de los rayos X, puesto que los fotones infrarrojos no son ionizantes.

No tiene efectos secundarios si se aplican correctamente los tratamientos. En algunas ocasiones el aumento de flujo sanguíneo y liberación de toxinas tisulares pueden producir molestias tras el tratamiento. Esto se puede resolver en unas pocas horas. En estos pacientes, conforme se les vaya aplicando más tratamiento, les irán desapareciendo las molestias.

Dependiendo de la patología, la frecuencia del tratamiento variará; las agudas pueden ser tratadas a diario sobre todo si va acompañado de dolor, las patologías crónicas desde 1,2 ó 3 veces por semana. Una vez se va observando mejoría, el número de sesiones disminuye pasando a una sesión por semana o cada quince días.

El número de sesiones dependerá de la enfermedad a tratar. Puede variar desde pocas sesiones para tratar enfermedades agudas, a necesitar de 5 a 10 sesiones o más si se trata de enfermedades crónicas.

Los resultados, sobre todo en lo relativo a la reducción del dolor, suelen ser evidentes ya en la primera sesión, aunque en otras ocasiones pueden precisarse más sesiones.
Al ser acumulativo, conforme el paciente vaya asistiendo a más sesiones, éste irá notando mejoría.

Contraindicaciones

Existen cuatro contraindicaciones en la aplicación del láser terapéutico: su utilización directa en los ojos, sobre el tiroides, directamente sobre una zona con tumor y sobre un útero gestante, aunque si puede aplicarse en otras zonas en un paciente en gestación.

Métodos de protección en el proceso

Figura 5.
Figura 5.

Antes de empezar a usar el láser, se le colocan unas gafas de protección al animal, que en su mayoría toleran muy bien (Figura 5). Al propietario se le facilitan otras y, por último, al veterinario/Atv que va a realizar la sesión, para evitar el contacto directo del láser con los ojos de cualquiera de los anteriormente citados.

Una vez colocadas las gafas protectoras, en la pantalla de acceso del láser, se selecciona tipo de animal, color de pelo (oscuro o claro), tamaño, zona donde va a aplicarse el láser, tratamiento seleccionado y tipo de cabezal (Figura 6).

Se empieza a aplicar el láser en la zona afectada, mientras el programa va realizando cambios en la frecuencia, de manera que va penetrando en las células desempeñando acciones en la vascularización, en los nervios y en los tejidos que lo componen.

Mientras se esté aplicando el tratamiento, se tocará con la mano de vez en cuando la zona para comprobar que no esté muy caliente. Igualmente debe observarse en todo momento la cara del paciente, ya que esta nos va a indicar si le está molestando o no.

Figura 6.
Figura 6.

Hay tres formas de aplicar las terapias láser de baja potencia:

Técnica de barrido: Se mueve el cabezal a una velocidad constante, pasándolo por encima de la zona a tratar como si fuese una cuadrícula que vamos rellenando. En esta técnica el equipo debe estar en modo continuo, modo Intenso súper pulsado (ISP) o en frecuencia modulada (Hz).
Hay que asegurarse de moverse en toda la zona y no centrarse en un punto fijo.

Técnica de presión: se puede detener el cabezal unos segundos sobre un sitio, siempre que esté indicado clínicamente y que el equipo esté en frecuencia modulada (Hz). Se puede usar la pieza de mano para presionar sobre puntos gatillo.

Técnica sin contacto: es útil cuando hay herida abierta, la piel está muy sensible o el paciente lo tolera mejor a distancia. En este caso el operario se separa de la zona a tratar, pero ajusta el zoom hasta que el foco tiene el mismo tamaño que si estuviera en la superficie.
Hay aparatos que cuentan con una pieza de mano con zoom ajustable para poder realizar esta opción.

Casos clínicos

Figura 7. Martín en una de sus sesiones.
Figura 7. Martín en una de sus sesiones.

Martín (Figura 7)

Perro mestizo de 7 años de edad que acude a la clínica apoyando menos la EPD. Aunque no presenta una cojera severa, ha perdido musculatura y a la palpación presenta dolor. Su diagnóstico es luxación medial de rodilla en EPD, Grado III.

Se le pone tratamiento y se le pauta laserterapia.

Programa musculoesquelético crónico para perro oscuro de 6 kg.

Articulación de la rodilla: haciendo un barrido en contacto sobre toda la articulación desde lateral, medial, craneal y caudal.

Inicialmente, le aplicará al paciente 3 ó 4 sesiones en días alternos. Después, dos veces por semana hasta alcanzar un grado satisfactorio de bienestar/actividad; en el caso de Martín, al ser un perro de 7 años y ser un caso crónico, podría suponer un total de 12 a 15 tratamientos.

Posteriormente, para mantenimiento, se irá disminuyendo la frecuencia de las sesiones hasta tratar una vez cada 3-4 semanas.

Figura 7. Tete en su sesión de láser.
Figura 7. Tete en su sesión de láser.

Tete (Figura 8)

Teckel de 11 años de edad que le cuesta subir a los sitios y que en ocasiones arquea la columna.

Se le diagnostica contractura paravertebral.

Se le pone tratamiento y se le pauta laserterapia.

Programa musculoesquelético crónico para perro claro de 9kg.

Espalda: barrido directamente sobre las apófisis espinosas y después hacia el lateral en ambos lados para incluir la musculatura epaxial. Es importante separar el pelo y vigilar si hay áreas donde hay mayor sensibilidad.

El tratamiento consiste en 3 ó 4 sesiones en días alternos y después dos veces por semana hasta alcanzar el grado de bienestar/actividad, pasando entonces a una vez por semana y disminuyendo la frecuencia hasta tratar una vez cada 3 semanas para mantenimiento.

Conclusión

La terapia láser es el uso de determinadas longitudes de onda de luz para crear efectos terapéuticos como son la disminución de la inflamación, la reducción del dolor y el aumento de la circulación.

Para los animales que sean intolerantes o que no puedan llevar un tiempo prolongado de medicamentos como los AINEs es un gran apoyo para aliviarles el dolor y la inflamación.

Es un tratamiento totalmente indoloro para el animal sin necesidad de sedación, las sesiones son de corta duración y no le causa ningún tipo de estrés.

Se puede utilizar junto a otros tratamientos y otras terapias como la rehabilitación o la fisioterapia.

En resumen, el láser terapéutico es el aliado perfecto para ayudar al paciente a poder recuperarse más rápido de la mayoría de sus dolencias sin causarle ningún tipo de estrés añadido.

Bibliografía

1. American National Standard intstitute (ANSI). Safe Use of Lasers in Health Care Facilities. ANSI Z136-2005.

2. Rockwell RJ Jr., et al. Medical Users Guide for Laser Safety. Rockwell industries, 2000.

3. www.Avanvet.com

Regístrate en CLINVET y podras acceder a todo nuestro contenido totalmente gratis

Sin cuotas, sin sorpresas, sin spam.
En 1 minuto estarás leyendo este artículo.

Especie

Perros365
Gatos273
Reptiles23
Conejos33
Aves22
Otros animales29

Revista

Clinanesvet

Clincardiovet

Clincirvet

Clinetovet

Clinnutrivet

Clinfelivet

Clininfectovet

Clindervet

Clinoncovet

Clinlabvet

Clinurgevet

Clinatv

Accede a CLINVET y podrás visualizar todo nuestro contenido

Recuerda que para poder leer nuestras revistas debes ser un usuario registrado y eso implica la aceptación del aviso legal y los términos y condiciones de uso. Si ya estás registrado inicia sesión.
@
*****
Acceder

Recordar contraseña


No tengo usuario, Registrarse gratis

Regístrate en CLINVET y podrás acceder a todo nuestro contenido

Las revistas Clinvet són exclusivas para veterinarios. Al registrarte, declaras ser veterinario y aceptar los Terminos y Condiciones.
@
*****
Nombre
País
Teléfono
Enviar

¿Has olvidado tu contraseña?

Indícanos tu correo electrónico y recibirás un correo con las instrucciones para restaurarla. Si no lo recibes, revisa tu carpeta de spam.
@
Enviar
Consultas